Conceptos clave: Partido Radical, Gobierno Ruiz Zorrilla, reducción del gasto público, catastro, Conferencia de la FRE de la AIT, Anselmo Lorenzo en Londres, Cortes de 1871.

 

 

GOBIERNO “RADICAL” DE RUIZ ZORRILLA

         24 de julio de 1871 – 5 octubre 1871

 

El Partido Radical se había formado para la ocasión por un acuerdo entre los progresistas Manuel Ruiz Zorrilla y Manuel Becerra Bermúdez, el demócrata Nicolás María Rivero, y el cimbrio Cristino Martos Balbí. Pero ni el progresista Becerra, ni el demócrata Rivero, ni el cimbrio Martos aparecían en el Gobierno, que era nítidamente progresista. Ruiz Zorrilla se había reservado la Presidencia del Consejo y el Ministerio de Gobernación y había contactado con los militares que podían asegurar el éxito del Gobierno. Era un Gobierno muy personalista.

El Gobierno Radical se constituyó así:

Presidente del Consejo de Ministros, Manuel Ruiz Zorrilla. Radical de origen progresista.

Estado, Fernando Fernández de Córdova Valcárcel, marqués de Mendigorría. Militar.

Gracia y Justicia, Eugenio Montero Ríos / 10 de agosto 1871: Tomás María Mosquera García, interino / 30 de agosto 1871: Eugenio Montero Ríos.

Guerra, Fernando Fernández de Córdova, marqués de Mendigorría. Militar.

Marina, José María Beránger Ruiz de Apodaca. Militar.

Hacienda, Servando Ruiz Gómez. Radical.

Gobernación, Manuel Ruiz Zorrilla. Radical de origen progresista.

Fomento, Santiago Diego Madrazo. Radical.

Ultramar, Tomás María Mosquera García. Radical.

Ruiz Zorrilla ofreció a Sagasta el Ministerio de Estado, pero Sagasta se negó a aceptarlo.

 

 

Ajustes económicos y decretos políticos de verano de 1871.

 

El 24 de julio se constituyó el Gobierno Ruiz Zorrilla.

En 25 de julio de 1871, Ruiz Zorrilla envió a las Cortes “de vacaciones” hasta 1 de octubre. Se libró de ellas durante dos meses de forma elegante.

Ruiz Zorrilla redujo el gasto público hasta dejarlo en los 600 millones que había propuesto Moret. Esta política económica provocó que la banca y los negocios se pasasen al alfonsinismo en 1872, abandonando el apoyo a Amadeo. Entre los que así obraron estaban el comerciante marqués de Manzanedo, el banquero Vinent y el agente de bolsa Sainz de Indo. Su negocio se basaba en prestar al Estado, y captar contratos del Estado, y las reducciones de gasto público amenazaban a sus negocios.

Se encargó de emitir 150 millones de pesetas de deuda consolidada, de los 375 autorizados pocos meses antes, lo cual resultó un éxito, pues efectivamente se captaron esos millones. Era menos de la mitad de lo que los banqueros esperaban.

Decretó que se hiciera un censo de la propiedad rústica y urbana (catastro) a fin de incrementar los ingresos contributivos, pues gran parte de la propiedad no contribuía hasta entonces. Se cobrarían así más impuestos directos y se podrían disminuir los indirectos, que eran los que gravaban sobre las clases bajas. Pero un censo no es cosa que pueda hacerse en poco tiempo, sino que se necesitan años. No hubo censo.

Concedió la amnistía que habían aprobado las Cortes para los presos políticos.

A fines de agosto de 1871, Ruiz Zorrilla preparó un viaje de Amadeo por España recorriendo las provincias de Albacete, Valencia, Castellón, Tarragona, Barcelona, Gerona, Lérida, Zaragoza y Logroño, es decir, el cuarto nororiental de España. Los periódicos publicaron que había sido un éxito. Al menos, no fue un fracaso. Los progresistas le recibían y los republicanos de provincias se mostraban respetuosos. Los más hostiles eran los conservadores y el clero.

En Valencia, todas las jerarquías católicas se ausentaron de la ciudad el día de la visita del Rey, con motivos diferentes. En Zaragoza, el alcalde de la ciudad le dijo que le veía tan bien que podría ser un buen Presidente de la República.

 

 

Los internacionalistas en verano de 1871.

 

Los líderes internacionalistas AIT, con el cambio de Gobierno y la desaparición de Serrano y Sagasta como Ministros en el nuevo Gobierno, creyeron que se podía iniciar una oportunidad para ellos, regresaron del exilio de Lisboa y convocaron un Congreso en Valencia para 10 de septiembre de 1871. Nunca se celebró este Congreso. En España, no se llegó a un acuerdo para celebrar un congreso obrero hasta abril de 1872. Y en su lugar se celebró una Conferencia de la Federación Regional Española de la AIT, con mucha influencia anarquista. En esa Conferencia: aprobaron las “uniones de oficio” como coordinadoras de los movimientos sindicales; nombraron nuevo Consejo Federal de la AIT: Francisco Mora (zapatero), Ángel Mora (carpintero), Valentín Sáenz (librero), Inocente Calleja (platero propietario), Hipólito Pauly (tipógrafo), José Mesa (periodista), Anselmo Lorenzo (tipógrafo), Paulino Iglesias (tipógrafo) y Víctor Pagés (obrero). Y enviaron a Anselmo Lorenzo a la conferencia de Londres de la AIT.

En septiembre de 1871, fue Anselmo Lorenzo a Londres a ver a Marx y se encontró con que sus posiciones ideológicas eran distintas. Anselmo Lorenzo tuvo ocasión de hablar con Marx, un hombre mucho más culto que él[1]. Estuvo una semana en casa de Marx. Ante la erudición de Marx, se sintió insultado personalmente, y nunca en su vida perdonó a Marx lo que juzgó como soberbia. Lorenzo era incapaz de reconocer su propia ignorancia. Por otra parte, vio cómo Marx y Bakunin se insultaban y se despreciaban mutuamente como pensadores, lo cual le decepcionó y optó por Bakunin. Lorenzo decidió que él era anarquista, o socialista libertario en el lenguaje suyo, y en adelante, defendió esa línea de pensamiento en su periódico, La Solidaridad.

No era cierto que hubiera un clima de mayor tolerancia para con los socialistas. Ruiz Zorrilla gobernó asustado por los sucesos de La Comuna de París de marzo-mayo de 1871. Creía que las clases populares podían sublevarse en cualquier momento de forma muy seria, y solidarizarse con las clases pequeño burguesas republicanas y revolucionarias.

 

 

Reunión de Cortes.

 

El 1 de octubre de 1871 volvieron las Cortes de sus vacaciones. El primer asunto a tratar fue la Presidencia del Congreso de Diputados, la cual había quedado vacante al ascender Ruiz Zorrilla a Presidente del Gobierno. Las discusiones entre los progresistas moderados de Sagasta, y los progresistas radicales de Ruiz Zorrilla fue acalorada. Cada vez estaba más claro que Amadeo I de Saboya no tenía apoyos firmes en el Congreso de Diputados.

El Gobierno proponía a Nicolás María Rivero para Presidente del Congreso de Diputados, pero la propuesta fue derrotada por los constitucionales, y Sagasta, el jefe del Partido Constitucional, resultó Presidente del Congreso de Diputados. Los teóricos aliados del Presidente del Gobierno actuaban contra él. Ruiz Zorrilla presentó su dimisión.

Y el Gobierno de Ruiz Zorrilla cayó el 5 de octubre de 1871.

Amadeo no quería disolver de nuevo las Cortes y tener con ello nuevas elecciones, y ofreció el Gobierno a Sagasta, que no aceptó. Tampoco aceptó Espartero. Se encargó Gobierno al Contraalmirante Malcampo, un hombre del Partido Constitucionalista al igual que Sagasta. Se decidió que gobernasen los progresistas moderados en exclusiva, sin coaliciones con otros grupos.

 

 

[1] Parece ser que Marx sacó en la conversación temas de historia de España y de la polémica literaria entre Quevedo y Góngora, y que Marx sabía mucho más de esos temas que Anselmo Lorenzo.

 

Acerca de Emilio Encinas

Emilio Encinas se licenció en Geografía e Historia por la Universidad de Salamanca en 1972. Impartió clases en el IT Santo Domingo de El Ejido de Dalías el curso 1972-1973. Obtuvo la categoría de Profesor Agregado de Enseñanza Media en 1976. fue destinado al Instituto Marqués de Santillana de Torrelavega en 1976-1979, y pasó al Instituto Santa Clara de Santander 1979-1992. Accedió a la condición de Catedrático de Geografía e Historia en 1992 y ejerció como tal en el Instituto Santa Clara hasta 2009. Fue Jefe de Departamento del Seminario de Geografía, Historia y Arte en 1998-2009.

Deja un comentario