LA PINTURA ESPAÑOLA DE ÚLTIMO CUARTO DEL XIX[1].

 

 

Los españoles de fines del XIX, estaban recibiendo a fines del XIX las modas europeas de mediados de siglo, incluido el romanticismo, realismo

La pintura era la forma más clara de expresión romántica, sólo comparable a la literatura. Era muy difícil introducir cambios en arquitectura y escultura, pero no en pintura y en literatura.

 

 

Escuela andaluza

 

Luis Jiménez Aranda, 1845-1928, formado en Santa Isabel de Hungría, marchó a Francia en 1876 y se nacionalizó francés. Hizo pintura clasicista, historicista y costumbrista.

Francisco Peralta del Campo, 1837-1897, estudió en la Escuela de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, donde pintó La Primavera, Un Frutero, Un Pensamiento. En 1868 se fue a Roma, a donde volvería varias veces.

José Moreno Carbonero, 1860-1922, se formó en la Escuela de Bellas Artes de Málaga y estuvo en Marruecos en 1873, en París en 1875, y en Roma en 1881. Hizo retratos: Purificación Fontán 1906; El Príncipe Carlos de Viana 1881; Álvaro Drake marqués de Villafranca 1929. Cuadros historicistas: Doña Blanca de Navarra 1880; Desembarco de Alhucemas 1929; Conversión del Duque de Gandía 1884; Fundación de Buenos Aires 1910. Y otros: Cortejo ante la verja 1874; El Vaso de Agua 1882; La meta sudante o Los gladiadores 1882; Montero con perros 1885; El encuentro de Sancho con el rucio 1894; Don Quijote y los molinos 1900. Es calificado de realista por su cuidado del detalle.

 

 

Andaluces en Madrid.

 

Serafín Avendaño, 1838-1916, fue paisajista discípulo de Haes, que vivió en Génova algunos años. Paisaje de Portland 1859; Procesión en el pueblo; Paisaje en las cercanías de Génova 1885; Procesión; El otoño en Italia; Una fuente en Galicia 1897; Procesión en la abadía de Tiglieto 1895; Paisaje 1897; Paisaje con marina 1907.

José Villegas Cordero, 1844-1921, sevillano, en 1867 fue a Madrid, y en 1868 se  trasladó a Roma y, al final de su vida, en 1901, dirigió el Museo del Prado. Hizo multitud de retratos: Matilde Noever de Vogel; Gregorio Salcedo Viana; Jacinto Octavio Picón; Josefa Ortega Morejón; Caballero; Alfonso XIII; Pastora Imperio; Autorretrato. Es decir se dedicaba a vivir de la pintura. También hizo El Cardenal penitenciario; El día de Ramos; La muerte del torero; Baile por bulerías; Fumador Marroquí. Era realista figurativo.

 

 

Escuela de La Lonja.

 

Muchos artistas catalanes de esta época se iniciaron como paisajistas y autores de cuadros religiosos, y viajaron a Francia en torno a 1870, para estudiar la Escuela de Barbizón. En el último cuarto del XIX, los pintores catalanes tuvieron un auge grande en calidad y número. Algunos de ellos fueron:

Modesto Urgell Inglada, alias Katúfol, 1839-1919, se inició como paisajista, Costas de Cataluña 1854; pero su obra más conocida es sobre el tema de la muerte: Después de la tempestad; Toque de oración; La vuelta del entierro; Qué solos se quedan los muertos. También hizo Cataluña y El murciélago.

Ramón Tusquets Maignon, 1839-1904, inició estudios en Barcelona, pero vivió su vida como pintor en Roma casi toda su vida, pues su obra es carlista. Fue paisajista, orientalista y costumbrista. Obras: Un pobre 1866; Batalla del Golfo de Nápoles 1885; Juan Fiveller frente a Fernando I de Aragón; Contadino 1886; El Almirante Roger Lauria destruye la flota de Carlos de Anjou; La proclamación del Príncipe de Viana.

José Masriera Manovens, 1841-1912, fue paisajista.

Francisco Masriera Manovens, 1842-1902, fue retratista.

José Luis Pellicer Feñé, 1842-1901, ilustró libros, artículos de periódicos, e hizo pintura realista.

Joaquín Vayreda Vila, 1843-1894, se inició en la pintura religiosa y costumbrista, cuyas obras son consideradas menores. En 1871 estuvo en París y conoció la pintura de la escuela de Barbizón, copió temas de Camille Corot, Theodore Rousseau y François Daumier, traspasándolos a paisajes de Gerona, y luego se hizo paisajista produciendo una gran obra entre 1871 y 1892. Fue nacionalista catalán. Sus composiciones son serenas y bucólicas.

Francisco Torrescassana Sallarés, 1845-1918, estudió en La Lonja y fue discípulo de Martí Alsina, pero no fue realista, sino costumbrista, orientalista e historicista, que era los que se vendía. Pintó: Paisaje; Paisaje con figura; Barca en el mar; Niña delante del Piano; Francisco Pi y Margall. Y exlibris, estampas de pequeñas dimensiones para contraportadas de libros.

Simón Gómez Polo, 1845-1880, intentó la temática religiosa tradicional catalana y en cuadros de gran formato, y tuvo menos éxito que los paisajistas en formatos más pequeños.

Ramón Padró Pedret, 1848-1945 fue pintor de cámara para Alfonso XII.

Arcadio Mas Fontevila, 1852-1934, se formó en La Lonja, y en 1873 fue a Madrid a estudiar los grandes pintores, 1875 a Italia hasta 1886. En 1886 fue a Sitges donde la Escuela luminista de Sitges había adoptado las ideas de Barbizón y de los impresionistas de sacar los caballetes a la calle y pintar del natural. Enseñó a Joaquim de Miró Argenter 1849-1914, Antoni Almirall Romagosa 1860-1905; Joan Batlle Arnell, Joan Roig Soler 1852-1909, Joan Soler Casanovas 1854-1897, Candide Durán de Cottes 1867-1896. De esta época es La Procesión del Corpus en Sitges; El Llac de Nemí 1894; Poble Granadí 1895; Venite Adoremus 1896. En 1899 se integró en el Cercle Artistic de Sant Lluc, grupo de artistas católicos que se oponían al Círculo Artístico de Barcelona, liberal y anticlerical.

Antonio María Fabrés Costa, 1854-1936, se formó en Barcelona, pasó a Roma en 1875 y pintó óleos y acuarelas. Óleos: La Esclava; Lavadero en el Manzanares; Benedicto XV. En acuarela tiene Un Ladrón, que es un tema marroquí.

Enrique Serra Auqué, 1859-1918, se formó en Barcelona y completó estudios en Roma, donde tuvo una buena acogida por parte del Papa. Fue paisajista y costumbrista. En 1895 se trasladó a París, pero sus obras seguían siendo romanas: Predicación sobre la barca 1889; Paisaje lacustre; Paisaje romano; Laguna Pontina 1896; Atardecer en las Lagunas Pontinas 1896. También tiene cuadros del clasicismo como El espejo de DianaRetrato de mujer; Espadanchines.

Eliseo Meifrén Roig, 1859-1940, se formó en Barcelona y estuvo en París en 1878, en Italia en 1879, en París en 1883, en Barcelona un poco después, y en París en 1890. Fue impresionista. Hizo: El único naranjo; Epílogo; El lago de Como; Oraciones; Plaza de París 1887; Plaza de Clichy 1887; Vista sobre el Sena 1890; El Marne; Venecia; Patio; Jardín de Mallorca; Vista de Palma; Oraciones 1905; Marina con boya 1925; Marina; Carro y pueblo; Port Ligat, Cadaqués; Paisaje 1930; La bahía de Palma de Mallorca 1937.

Joan Llimona Bruguera, 1860-1926, se formó en La Lonja y fue uno más de los artistas católicos, del grupo católico de artistas y empresarios radicado en Barcelona. Trabajó para el Monasterio de Montserrat; los Carmelitas de Vich; San Felipe Neri de Barcelona; y el Santuario de Loreto.

 

 

Escuela de Madrid.

 

Aureliano de Beruete Moret, 1845-1912, es un pintor muy interesante porque se forma en San Fernando como paisajista, aprendiendo de Velázquez la luz, y luego se pasó al modo de pintar de la Escuela de Barbizón a raíz de un viaje a Francia en 1878 (con colorido muy rico y copiando la naturaleza fielmente sin idealizarla) y descubre el impresionismo en 1903. Obras: Tren en la noche 1891; Paisaje de Torrelodones 1891; Vista del Guadarrama 1901; Lavaderos del Manzanares 1904; El Tajo 1905; Orillas del Manzanares 1908; Madrid desde el Manzanares 1908; Pradera de San Isidro 1909; Paisaje de Otoño 1910; Venta de Macho 1911; La Tapia de El Pardo 1911; Espinos en flor 1911; El Guadarrama 1911.

Ángel Lizcano Monedero, 1846-1929, fue ante todo costumbrista y pintó: Lavanderas; Interior de una Taberna con Bebedores; Un Merendero: Costumbres madrileñas; Cervantes y sus modelos; Ayuntamiento de Alcalá de Henares; Majo; Banco de un Parque Público; una calle de Segovia; Retrato de Señora; La Cogida del Torero; San Antonio de la Florida.

José Jiménez Fernández, 1846-1873, es un paisajista puro con poca evolución, pues murió a los 27 años de edad. Tiene muchas obras que se llaman Paisaje, o Estudio de Paisaje, pero de distintos años.

Agustín Lhardy Garrigues, 1847-1918, inició estudios en Francia, pero pasó a la Escuela de San Fernando y se hizo paisajista: Paisaje de los Pirineos 1878; Riberas del Adocer 1882; Pinos de la costa de Asturias 1890; Primavera 1901; Paisaje con árbol y flor; Puente de Toledo 1907; Palacio Real de Madrid 1913;  Barcas en Estarieja 1915.

Francisco Pradilla Ortiz, 1848-1921, fue calificado de romántico, tal vez por sus obras: El suspiro del Moro (temática marroquí); Lección de Venus al amor; Lavanderas Gallegas; Bajo el Árbol de Ceres; Náufragos.  Pero Pradilla es ante todo historicista: Doña Juana la Loca ante el féretro de Felipe el Hermoso 1877; Juana la Loca; Juana la Loca en La Mota; Juana la Loca en Tordesillas; La Reina Juana la Loca; Alfonso I el Batallador; Alfonso X el Sabio; La Rendición de Granada; Paisaje de Capri; Caballo árabe. También es identificado como realista porque precisa los detalles de la vestimenta y del mobiliario, y pone a sus personajes esa vestimenta de su época, y no la romana.

Juan Espina Capo, 1848-1933, estuvo en París en 1863, y volvió a Madrid a estudiar pintura, en 1872-1875 estuvo en Roma. Tiene muchas obras tituladas Paisaje; Paisaje con charcas; Estudio de Paisaje; Paisaje en un abanico; un par de Vistas de Madrid; La Tarde; La tarde en El Pardo; Árboles en montículo; El Pico de Peñalosa; Pinos en la Casa de Campo; Impresión de la luz en Madrid; Atardecer; En el Pardo; Después de la Tempestad; Claustro de las Descalzas.

Casimiro Sainz Saiz, 1853-1898, cántabro, estudió en la Academia de San Fernando y fue paisajista. Su estilo es un intermedio entre Goya y el impresionismo. Paisajes: Alrededores de un convento 1877; La vega de Matamorosa 1879; Vistas de un jardín 1881; Paisaje 1884; Colegiata de Cervatos; Paisaje campesino; Un rebaño; El guardián de la casa; Procesión en Montesclaros; El nacimiento del Ebro 1890; Fuentes del Ebro 1892. Pero quizás los más interesantes cuadros son los de género: El descanso, estudio del pintor 1876; Interior de una botillería 1878 (goyesco); Retrato de su madre muerta (goyesco).

Antonio Graner Viñuelas, segunda mitad del XIX, es un paisajista que hizo Arroyo del Baztán.

Jaime Morera Galicia, 1854-1927, era de Lérida pero de formó en la Escuela de San Fernando de Madrid y en 1874 viajó a Roma donde hizo: Pinos de Frascati 1875; Tormenta de Nieve; Orilla nevada del Trasimeno 1875; El Anochecer; Ovejas guareciéndose de la nieve 1876; Perros del mercado 1876. En 1877 regresó a Lérida, pero acabó marchando a Madrid, con salidas a Holanda, Bélgica y Francia. Fue paisajista clasicista y se opuso al impresionismo. Orillas del Waht 1878; Normandía 1884; Mar Cantábrico en Santoña; Costa Cantábrica 1885; Guadarrama; Un patio de Miraflores 1901; Piornos del Guadarrama.

Darío de Regoyos Valdés, 1857-1913, era asturiano, estudió en 1878, en la Academia de San Fernando de Madrid, y luego estuvo itinerante por Europa y diversas regiones de España destacando Bruselas en 1879, al País Vasco en 1880 y Barcelona en 1911. Pertenece al paisajismo por formación y al puntillismo por afición. Playa, Sol de invierno 1898; Playa de San Sebastián; El Gallinero; Paisaje, la viña; Retrato de Dolores Otaño 1892; Cementerio vasco-francés 1897. Hizo muchos apuntes a lápiz en el País Vasco, de los cuales solía hacer más de uno de cada: Vergara; Durango; Mercado de Tolosa; Oñate; Bateleros de Pasajes; Bautizo; Lugareños mirando al mar 1897.

Juan Luna Novicio, 1857-1899, fue uno de los españoles que practicó más el realismo. Era filipino y se trasladó a España en 1877 para ir a la Academia de San Fernando donde contactó con Eduardo Rosales Gallinas, y a la muerte de éste en 1873, con Alejo Vera. Mercado de Portugalete; Héroes anónimos; Una Mestiza; Retrato de Hombre 1879; Éste último le llevó a Roma donde hizo La Muerte de Cleopatra 1881; Las Damas Romanas 1882; Daphne y Cleo, en estilo clasicista. En 1884 hizo una obra considerada realista-academicista, Spoliarium. Se fue a París en 1884-1893 e hizo la mayor parte de su obra: The Parisian life; Picnic in Normandy; Plaza de San Marcos de Venecia; En el Balcón; Odalisca; España llevando la gloria a Filipinas 1885; Retrato de Víctor Balaguer 1885; Marina 1887; Héroes anónimos 1891; Pueblos y Reyes. Las obras de los años noventa empezaban a ser comprometidas socialmente y disgustaron al Gobierno español. En 1892, Luna Novicio fue arrestado por herir a su cuñado y matar a su suegra por esconderle que su esposa le era infiel, pero la condena le fue conmutada por una multa al comprobarse que efectivamente le era infiel, lo cual fue aceptado como atenuante. Abandonó Francia y regresó a España en 1893, y de allí marchó a Filipinas donde colaboró con los insurrectos. En 1889 fue detenido como colaborador de los insurrectos, pero le alcanzó la amnistía de 1897. Regresó a España como delegado de los insurrectos y viajó a París y Washington, hasta que en 1899 regresó a Filipinas.

Francisco Gimeno Arasa, 1858-1927, era de Tarragona y trabajó en 1887 en Gerona y en 1889 en Barcelona, pero se formó en la Academia de San Fernando de Madrid, donde casi todos se hacían paisajistas. La singularidad de Gimeno es que fue netamente impresionista: El Vedado; Aigua Blava.

 

 

Escuela de San Carlos de Valencia.

 

Joaquín Agrasot Juan, 1837-1919, se formó en la escuela de San Carlos de Valencia y luego pasó por Roma hasta 1875. Obras de tiempos de Isabel II: Lavandera de la Scarpa 1864; Las dos amigas 1866.

Antonio Muñoz Degrain, 1840-1924, se formó en la Escuela de San Carlos de Valencia, y en 1870 pasó a trabajar a Málaga, ciudad que en 1849 había abierto la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo. Es calificado de realista por ser detallista.

Francisco Domingo Marqués 1842-1920, de la Escuela de San Carlos, pasó a la de San Fernando y lo hemos visto más arriba.

Ignacio Pinazo Camarlench, 1849-1916, de la Escuela de San Carlos, visitó Italia en 1873 y volvió a Roma en 1876. Es uno de los pintores españoles más netamente impresionista. Fue en gran parte autodidacta. Desnudos: Desnudo femenino 1894; Desnudo de mujer 1895; Desnudo de mujer 1902. Niños: Ignacio, hijo del artista 1885; Ignacio, hijo del artista 1890; Ignacio de perfil 1890; Niña 1890; Niña con Muñeca 1890; Ignacio, hijo del artista 1892; La lección de memoria 1898. Otros: El infante don Pedro arrodillado 1879; Barca en la playa de Cabañas 1880; Torero 1881; Fauno 1888; La Fiesta 1890; A la orilla del estanque 1890; Ofrenda de Flores 1898; Autorretrato 1901.

 

 

El realismo español.

 

Hacia 1889 irrumpió en España el realismo, con cuarenta años de retraso sobre el resto de Europa.

Hubo un realismo suave que se limitaba a presentar asuntos cotidianos, y evitaba lo feo y desagradable, por lo que es un realismo muy especial, endulzado, cercano al costumbrismo, y viene representado por José Benlliure 1855-1937; José Jiménez Aranda 1837-1903; y Juan Brull 1863-1912.

José Benlliure Gil, 1855-1937, se formó en la Escuela de San Carlos y pasó a Roma en 1879, donde conoció a los Macchiaioli del realismo antiacademicista italiano, y le aconsejaron abandonar el clasicismo y hacer otro tupo de pintura. Como temas clasicistas hizo La visión del Coliseo, y El Carnaval en Roma 1881. Luego fue evolucionando a medio camino entre los realistas y los clasicistas, de modo que algunos le califican de costumbrista: San Vicente Ferrer Predicando sobre el Juicio Final; El tío Andreu de Rocafort; El tío José de Villar del arzobispo; El mercado de flores; Monaguillos; Cardenal romano; Sacerdote revestido; La Barca de Caronte; Oyendo Misa; Misa en la Ermita; Descanso en la marcha; El mes de María en Valencia; La salida de Vísperas; Escenas de gitanos; Dos soldados.

José Jiménez Aranda (ver pg. 97), 1837-1903, sevillano, estudió en Santa Isabel de Hungría y en 1868 pasó por El Prado a estudiar Goya y Velázquez. De esta época es Un lance en la plaza de Toros 1870. En 1871-1875 estuvo en Roma e hizo cuadros clasicistas como Penitentes en la Basílica inferior de Asís 1874. En 1875 ensayó el realismo, con colorido británico en La Tienda de Fígaro 1875 y de estilo italianizante en Retrato de Caballero 1877. En 1881-1890 estuvo en París y allí hizo impresionismo, que había aparecido en París en 1874, lo cual percibimos en El Hato 1886; La Gallinita Ciega 1889, Paisaje Bretón. En 1890 regresó a Madrid y se permitió hacer todos los estilos: Los pequeños naturalistas 1893 (impresionismo); Rosario Prieto 1894; Mujer desnuda;   Una Desgraciada; Una Esclava en Venta 1897 (velazqueño); Una procesión en el mes de María 1897 (realismo); Joaquín Sorolla Bastida 1901 (realismo); Consumatum est.

Joan Brull Vinyoles, 1863-1912, estudió en La Lonja y en París e hizo varios estilos: realismo cuando retrataba niños y mendigos, impresionismo en Cabeza de Mujer, y luego se pasó al simbolismo, un estilo que escogía temas espirituales, o fantasías del artista como mujeres fatales, o sueños, y que respecto a las técnicas es una vuelta atrás, como los fueron los nazarenos alemanes en 1800 y los prerrafaelistas británicos en 1848-1853: Ninfas del Ocaso 1899; La Tonsura del Rey Wamba; Imsomnio; Sueño; Paisaje nocturno entre dos luces.

Josep María Tamburini, 1856-1932, estudió en La Lonja, París, Roma y Nápoles e hizo diversos tipos de pintura. Historicista en: El conde de Urgell hecho prisionero. Impresionista en: La Joven del Abanico; Niña recogiendo Sandías. Velazqueña. Simbolista: Armonías del Bosque; Velero y Lago con Ninfas; La Hija Pródiga.

Alexandre de Riquer Ynglada, 1856-1920, estudió en Toulouse, La Lonja, Roma, París y Londres e hizo principalmente impresionismo: Acantilados de Mallorca; Costa de Denia; Cala Moreira. Y también simbolismo: Ninfa al atardecer 1887; La Anunciación 1893; La Llamada del pájaro 1907.

 

 

Regeneracionismo español de fines del XIX.

 

España dio lugar a una serie de artistas que quisieron denunciar algunas cosas e hicieron un realismo más duro a partir de 1890: Vicente Cutanda 1850-1925; Ramón Casas 1867-1932; Joaquín Sorolla 1836-1923; José Soriano Fort, Pablo Picasso; Enrique Simonet 1864-1927.

Aureliano de Beruete, 1845-1912, fue un paisajista de la pobreza y de la realidad social que estaba viviendo España.

Vicente Cutanda Toraya, 1850-1925, puso su trabajo al servicio del socialismo, como hacían los realistas franceses en 1848, pero 40 años más tarde, y tiene algún cuadro impresionista como El Pintor Ricardo Arredondo 1896, pero la mayor parte de su obra la dedica a los conflictos obreros en el País Vasco: Huelga de obreros en Vizcaya 1892; Ensueño o la Virgen de los Obreros; Retablo de la Crucifixión; Hasta la Muerte; Responso del Mar; Alegría y amargura; Epílogo 1895; Regreso de Cuba; Soldados de la paz; Niñas atravesando un puente; Niños jugando en el jardín; El adiós del maquinista; Llegada del primer tren; El pulso de los ferreros; Arte y trabajo.

Darío de Regoyos Valdés, 1857-1913, hizo vanguardias, impresionismo, puntillismo, realismo… Estudió con el paisajista Carlos de Haes en la Academia de San Fernando, y marchó a Bruselas en 1879, donde participó en el grupo L`Essor (el Vuelo) y en Los XX un poco más tarde. Pero no se sentía cómodo en las vanguardias y se puso a hacer otras cosas. En 1885 hizo realismo: Se trasladó al País Vasco junto a Contantín Meunier, Theophile van Rysselberghe y Frantz Charlet e hicieron juntos el libro “La España Negra”, Barcelona 1899, que son ilustraciones mediante técnica de xilografía. Obras para ganar dinero: Retrato de Dolores Otaño 1892. En la época 1900-1906 era ante todo impresionista, aunque ensayó el puntillismo en 1888 y en 1905 con poco éxito: Almendros en Flor. De esta época son: Playa de Bilbao; Carrera del Darro; Puerta de las Pesas; Vista de la Alhambra; Paisaje de Hernani 1900; La Concha; El paso del tren en Pancorbo 1902; El paso del tren; Playa de San Sebastián 1906; El mercado de Villafranca de Oria; Lluvia en la Bahía de Santoña; El Baño en Rentería; Grandes chimeneas en Bilbao.

Joaquín Sorolla Bastida, 1863-1927, se formó en Valencia pintando marinas, pero pronto pasó a Madrid y estudio los grandes de El Prado, su calidad de pintura y el realismo. De esta época tenemos El Parque de Monteleón, y el Crit del pelleter (el grito del revolucionario). Después visitó Roma, donde vio a los clásicos, y París en donde triunfaban los impresionistas. De entonces es El entierro de Cristo. En 1889 fue a vivir a Madrid e hizo temas más intrascendentes y más vendibles: Los guitarristas 1899; La fuente de Buñol 1890; Vendiendo melones 1890; El pillo de playa 1891. En 1894 visitó París y encontró el ambiente de compromiso político en que vivían los artistas. Entonces hizo realismo de denuncia social en Trata de Blancas 1894; Y aún dicen que el pescado es caro 1894; La vuelta de la pesca; La playa de Valencia; Cosiendo la vela 1896; Una investigación 1897; La comida en la barca 1897; Cordeleros de Jávea 1898; Triste herencia 1899. A lo largo de su vida hizo muchos retratos: Ramón y Cajal; Galdós; Machado; Blasco Ibáñez; Emilio Castelar; Alfonso XIII; William Howard Taft; María Guerrero; Aureliano de Beruete; Raquel Meller; autorretratos. En 1900, llegó Sorolla a su época de plenitud. Fue de tal modo impresionista que, a su modo de pintura la llamamos “iluminismo”, porque nunca nadie había dado tanta luz a los cuadros: Noria 1900; Mar y rocas de San Esteban 1903; Las tres velas 1903; A la sombra de la barca 1903; Mis hijos 1904; El niño de la barquita 1904; El pescador 1904; Nadadores 1905. En 1905-1907 tuvo una época paisajista: Rocas de Jávea 1905; Instantánea de Biarritz 1906; Aldeanos leoneses 1907. En 1908-1909 pintó sus más célebres escenas de playa: Pescadora con su hijo 1908; Reflejos en la fuente 1908; Paseo por la playa 1909; El baño del caballo 1909; Niños en la playa 1910; Jardines de Carlos V 1910; Jardines de los Adarves 1910. Y continuó su obra: Después del baño 1911; La siesta 1911; Tipos del Roncal 1911. En 1910 trabajaba como retratista en Madrid, porque eso daba mucho dinero, y enseguida triunfó en París, Londres, New York, Chicago y Saint Louis. Recibió entonces Sorolla un encargo de la Hispanic Society y le dedicó una serie de estampas españolas: Castilla, fiesta del pan 1913; Sevilla, los nazarenos 1914; Aragón, la jota 1914; Navarra, el concejo de El Roncal 1914; Guipúzcoa, los bolos 1914; Andalucía, el encierro 1914; Sevilla, garrochista 1914; Sevilla, el baile 1915; Sevilla, los toreros 1915; Galicia, la romería 1915; Cataluña, el pescado 1915; Valencia, las grupas 1916; Extremadura, el mercado 1917; Elche, el palmeral 1918; Ayamonte, la pesca del atún, 1918. Y además hizo Lavanderas de Galicia 1915; Pescadoras valencianas 1915; Niña entrando en el baño 1915; Jardín de la casa de Sorolla en 1916, 1918 y 1920; La bata rosa 1916; El patio de Comares 1917; Capilla de la Virgen de Láchar 1917; Rompeolas de San Sebastián 1917; Alberca en Alcázar de Sevilla 1918. Y estas aproximadamente 75 obras, sólo son una pequeña parte de las más de 2.000 que pintó.

Santiago Rusiñol Prats, 1861-1931, era de Barcelona pero como muchos pintores de su época viajaba mucho y en 1889 estuvo en París, 1891 en Sitges, 1897 en Granada, en Aranjuez estuvo en muchas ocasiones, en 1901 en Mallorca… Era pintor, literato, músico y político nacionalista catalán. Creía ser independiente y políticamente neutral, pero los pintores catalanistas pintaban para la burguesía catalana, sin la cual no podían vivir. Tras su viaje a París de 1889, se inició en el realismo, y luego evolucionó a ensayar el impresionismo, pero con colores fríos en vez de los colores franceses. En 1892, regresó a España convencido de que la cultura española era decadente y debía ser transformada, y reunió en Café Continental de Sitges a un grupo de artistas dispuestos a hacer modernisme. Hacían fiestas que consistían en certámenes literarios, exposiciones, teatro, ópera. Les gustaban las obras de Albéniz, Granados y Joan Gay. Su lema era llegar a conseguir el “arte total”. En 1894 viajó a Italia y copió cuadros de Quattrocento e hizo alegorías de La Poesía 1895; La Pintura 1895; La Música 1895. Y de pronto volvió sobre el realismo en La Morfina 1894. Más tarde viajó a Granada y quedó impresionado por sus cármenes, hasta el punto de abandonar la figura humana que hasta entonces predominaba en sus cuadros Jardín de Aranjuez 1907; Jardín de Aranjuez con fauno; Muralla verde; Sarah Bernardt; Jardín de las elegías 1903; Camino de rosas; Calle de Rouen.

Enrique Simonet Lombardo, 1864-1927, estudió en la San Carlos, en Málaga y en Roma, donde hizo algunos cuadros realistas: Y tenía corazón 1890; Flevit super Illam 1892.

Ramón Casas Carbó, 1866-1931, provenía de una familia rica indiana, que había hecho fortuna en Cuba como tantos otros burgueses catalanes. Era un pintor que hacía romanticismo. En 1881 fue a París, conoció a Manet y se hizo impresionista. En 1885 estuvo en Madrid. Ensayó el impresionismo en A Plein Air 1891, Interior al aire libre 1892, Baile de Tarde 1896, pero no le gustó este nuevo estilo, pues trataba de hacerlo distinto, con ausencia de rojos y verdes y mucha presencia de lilas, lo cual no le dio los resultados apetecidos. Hizo realismo impresionista en Flores deshojadas, y realismo de denuncia social en La Madeleine 1890; Baile en el Moulin de la Galette 1890; El Garrote vil 1894. En 1897 se compró un bar en la calle Montsió de Barcelona, al que llamó Els Quatre Gats, donde se reunían los pintores de Barcelona, hacían tertulias y exposiciones, y además publicaba un revista. Obras: Corrida de toros 1886; La viuda 1890; retrato de N. y N. 1890; Al aire libre 1892; Garrote vil 1894; La Carga 1899; Joven decadente 1899; Procesión del Corpus en la Iglesia de Santa María 1907; Retrato de Julia Peraire 1915; Retrato de Montserrat Casas; Retrato de Elisa Casas.

Hermenegildo Anglada Camarasa, 1871-1959 fue un pintor que había decidido no asistir a las exposiciones oficiales. Estuvo en París en 1897 en la Academia Julien y también en Munich exponiendo con Sezession, en Viena, en Bruselas y en Berlín. Conocía el posimpresionismo y sus temas preferidos eran mujeres con una teatral indumentaria parisina expresada en manchas de color de tipo impresionista.

Joaquim Mir Trinxet, 1873-1940, nació y se formó en Madrid y fue paisajista, estuvo en Mallorca en 1901, y se trasladó a Cataluña donde vivió en Reus 1903, Mollet del Vallés 1913, Caldes de Montbul 1918, y Vilanova i la Geltrú 1921.

José Soriano Fort, 1873-1937, estudió en la San Carlos de Valencia e hizo cuadros historicistas como La heroica defensa de La Coruña…; La derrota de la armada holandesa. Y también cuadros de estilo goyesco. E incluso un cuadro realista como Desgraciada 1897.

Incluso el joven Pablo Ruiz Picasso, 1881-1973, a sus 16 años, hizo un cuadro realista social: Ciencia y Caridad 1897.

 

Hacia 1900, el realismo hizo furor en España y surgió una nueva generación de pintores realistas como:

Isidro Nonell 1873-1911, llegó a París en 1897 y se dio cuenta de que los revolucionarios nacionalistas catalanes no eran tan revolucionarios, sino que estaban al servicio de la burguesía catalana y la Iglesia católica catalana, y entonces decidió abandonar el paisajismo, que no denunciaba nada, y ponerse a dibujar lo más oscuro de la sociedad catalana en estilo expresionista que comunicaba miedo, soledad y pasiones. Los fondos de los cuadros no le interesaban y los hacía abstractos, y los detalles de los rostros tampoco le preocupaban, porque quería centrar la atención del espectador en la expresión, en el gesto.

Pablo Ruiz Picasso, 1881-1973, se educó en ese ambiente de expresionismo para conseguir la crítica social, y también hizo figuras angulosas con muchos contrastes de luces y formas. Sus pinturas de esta época son calificadas de herméticas, difíciles de interpretar o de pintura azul: En 1900 pintó El Moulin de la Galette 1900 en estilo expresionista para denunciar el modo de vida decadente en París. Casagemas era feo, y tal vez debido a ello, se daba al alcohol y la morfina. La chica de que se había enamorado era casada de vida licenciosa. El joven Picasso estaba por entonces muy impresionado por el suicidio de su amigo Carles Casagemas Coll, un joven enamorado de una chica parisina con la que no podía hacer el amor porque era impotente, trató de matarla, y tras fallar, se disparó a sí mismo. Picasso y Casagemas habían viajado juntos a París en 1900, momento del enamoramiento y desprecio de la chica hacia el poeta y pintor Casagemas, y habían ido juntos a Málaga con la intención de tranquilizarle, pero Casagemas volvió a París y protagonizó el terrible desenlace. Picasso pintó en estilo impresionista en colores fríos Retrato de Germaine Gargallo 1900; La Muerte de Casagemas 1901; El entierro de Casagemas 1901 (una evocación de El Greco, donde anuncia que Casagemas ha pasado a un lugar donde podrá disfrutar de todas las mujeres que quiera y fornicar cuanto le dé la gana porque ya no será impotente. Picasso acudió a París, se hizo con la chica de Casagemas, Retrato de Germaine 1902, La Vie (la vida) 1902 (con Germaine desnuda y Casagemas vestido con calzoncillos) se gastó con ella el dinero de una exposición que le había salido bien y la abandonó. A continuación se dedicó a pintar pobres y prostitutas Pobres junto al mar 1903. El duelo de Picasso perduró hasta 1904, en que empezó a utilizar colores cálidos, el rosa, y más optimistas.

Eduardo Chicharro Agüera 1873-1949, que hizo La familia del anarquista el día de la ejecución.

José María López Mezquita 1883-1954, que hizo Cuerda de presos en 1901.

 

 

 

 

[1] Miguel Egea, Pilar de.  “Del Realismo al  Impresionismo”. Historia del arte, Historia 16, nº 41, 1989.

Arnaldo, Miguel. “El Movimiento romántico”. Historia del Arte, Historia 16, nº 40, 1989.

Fernández Polanco, Aurora. “Fin de siglo:Simbolismo y Art Nouveau” Historia del Arte, Historia 16, nº 42, 1989

 Historia del Arte Español, dirigida por Joan Sureda y publicada por Akal en 1999, colaboran Enrique Arias Andrés, Juan Bassegorda Nonell, Cristóbal Belda,  Ana Guasch Ferrer, José Luis Morales Marín, Carlos Pérez Reyes, Wifredo Ramón García y José Luis Sancho Gaspar. Uno de los tomos es “Del Neoclasicismo al impresionismo”.

Rodríguez Cunill, Inmaculada, publicó Arquitectura del siglo XIX, en Liceus.

 Garcia Melero, José Enrique, Arte español de la Ilustración y del siglo XIX. En torno a la imagen del pasado. Editorial Encuentro, 2002

Acerca de Emilio Encinas

Emilio Encinas se licenció en Geografía e Historia por la Universidad de Salamanca en 1972. Impartió clases en el IT Santo Domingo de El Ejido de Dalías el curso 1972-1973. Obtuvo la categoría de Profesor Agregado de Enseñanza Media en 1976. fue destinado al Instituto Marqués de Santillana de Torrelavega en 1976-1979, y pasó al Instituto Santa Clara de Santander 1979-1992. Accedió a la condición de Catedrático de Geografía e Historia en 1992 y ejerció como tal en el Instituto Santa Clara hasta 2009. Fue Jefe de Departamento del Seminario de Geografía, Historia y Arte en 1998-2009.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *